Resolución alternativa de conflictos

Se trata de un servicio de mediación y arbitraje, a través del cual el Colegio tiene como objetivo evitar las demoras y costes económicos que puede acarrear un litigio ante los tribunales de justicia, posibilitando acuerdos entre las partes para una mejor resolución del posible contencioso.

 

 

En este sentido, existe un proceso de resolución de conflictos alternativo a los procesos judiciales tradicionales regulado por la Ley de Arbitraje 60/2003, que es el denominado Proceso de Arbitraje.

 

En base a lo dispuesto en el artículo 14, de la Ley 60/2003 de 23 de diciembre que regula el arbitraje en España, las partes pueden encomendar la administración del arbitraje y la designación de los árbitros a las Corporaciones de Derecho Público, como es el caso de los colegios profesionales.